Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado

El fenómeno migratorio cuando se asume con responsabilidad, puede ser un paso importante hacia el progreso económico y personal de muchas personas alrededor del mundo. Los beneficios que puede generar la migración puede verse reflejado en las familias del migrante en puntos de origen cuando el migrante viaja con el objetivo de encontrar ingresos que ayuden a resolver la economía local o, cuando la migración es familiar y cada uno de los miembros logran encontrar oportunidades diversas de inclusión en los nuevos destinos.

Cuando una persona viaja sola con la intención de instalarse y generar espacios y condiciones adecuadas con el objetivo de llevar a futuro a la familia es un proceso denominado reunificación familiar. “abarca la reunificación familiar, la formación de una familia, los trabajadores, familiares acompañantes, y la adopción internacional” (migrationdataportal,2021).

Cuando hablamos de migración podemos tocar diferentes aspectos que implican no solo la migración personal sino que también puede estar implicada la intención de que todo el núcleo se desplace en formato de “migración familiar”. Igualmente puede darse la migración implícita e incluida cuando un miembro de la familia toma la decisión de viajar y luego viajan los demás vínculos afectivos que en muchos casos incluyen a adolescentes o niños que no están en capacidad de tomar decisiones y simplemente se ven incluidos en la decisión.

El termino migración familiar se utiliza para designar el desplazamiento de las personas que migran debido a “vínculos familiares nuevos o ya establecidos” (migrationdataportal,2021).

De acuerdo con lo anterior, los vínculos o lazos pueden verse reflejados por distintos motivos tales como: la reunificación con un miembro de la familia que migró anteriormente, los familiares que acompañan al migrante principal, el matrimonio entre un inmigrante y un nacional; el matrimonio entre un inmigrante y un extranjero que vive fuera de su país, y las adopciones internacionales” (migrationdataportal,2021).  

Cabe mencionar que cuando se migra en familia puede tener varios aspectos a considerar: Al ser un núcleo que comparte cultura, gastronomías y otros aspectos  se cuenta con fortalezas que permite enfrentar los desafíos o vivencias de la mejor manera posible pero también se presentan conflictos porque cada individuo se empieza a vincular de maneras distintas al nuevo contexto que muchas veces es chocante con los demás miembros de la familia o las crisis que viven especialmente los adolescentes o niños si no logran ser aceptados por sus pares en el lugar de destino.

Ya que, la migración plantea retos considerablemente complicados entre los cuales están: la separación de los familiares durante largos períodos mientras se da la reunificación ya sea en el país de origen o en el país de destino, los miembros más jóvenes sufren cambios en varios contextos como problemas de socialización, adaptación cultural, idioma o ya sea porque “están separados de sus progenitores al permanecer en el lugar de origen, o bien porque emigran con sus familias o solos”. (OIM,2022)

La migración familiar permite que los migrantes se sientan “acompañados” en su proceso de adaptación laboral y cultural cuando las condiciones económicas y especialmente las políticas migratorias sean favorables para que los migrantes puedan viajar con sus familias debido a que “el alcance de la reunificación familiar depende de la legislación nacional, por ejemplo, algunos países pueden incluir parejas del mismo sexo (inscritas en el registro o casadas) o parejas no casadas, mientras que otros no (Red Europea de Migración, 2017). Por lo tanto, la definición de quiénes son miembros de la familia varía de un país a otro.” (migrationdataportal,2021).

Por último, la migración familiar abarca un sin número de desafíos en materia de bienestar, protección, pero está en los seres humanos aprender a superar las adversidades que puedan presentarse, previendo también los riesgos de cada acción y por supuesto si se busca un bien no solo personal sino familiar. También cabe resaltar que hay países que no admiten de inmediato la migración en conjunto para evitar posibles consecuencias a causa de la migración en masa, por ende se deben evaluar todos los escenarios posibles y las ventajas que se tengan a favor.

 

Referencias

 

OIM ONU migración. (2022). Obtenido de MIGRACIÓN Y FAMILIAS: https://www.iom.int/es/migracion-y-familias

PORTAL DE DATOS SOBRE MIGRACIÓN . (04 de mayo de 2021). Obtenido de Migración familiar: https://www.migrationdataportal.org/es/themes/migracion-familiar

 


Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado

La migración es un fenómeno complejo y polifacético; es algo implícito en la historia y construcción misma de la humanidad. Al cruzar las fronteras creadas, los migrantes entran en procesos de construcción de una nueva cultura y conciencia, por lo que “la migración trae consigo la ampliación del radio de las relaciones sociales y la conformación de nuevos vínculos laborales, amistosos o amorosos” (Chavez,2022).

Hoy en día, la persona que llega a un país de destino vive un sin número de cambios a nivel social y cultural que influyen en su aceptación psicosocial “e incluso en su readaptación a la sociedad de origen cuando tenga que retornar, bien sea por voluntad propia o expulsión” (Ferrer,2014).

Al mudarse a un nuevo territorio, el migrante trae consigo su bagaje cultural, lenguaje, conocimientos y emociones. Sin embargo, él debe adaptar esas nuevas expresiones, cultura, comida y distintas formas de vida a su nueva realidad de destino. Es un proceso en donde, si se realiza de manera orgánica y positiva es muy interesante ya que, si logra adaptarse a las nuevas condiciones sociales y culturales del país de destino también aporta al surgimiento mezclas interculturales que terminan reformando identidades y planteando otras formas de vida en ese ciclo permanente que se ha sucedido desde todos los tiempos.

La mezcla intercultural se puede evidenciar, por ejemplo en el impacto de la gastronomía en las nuevas culturas como el caso de la China que impacta con el surgimiento y distribución de productos orientales en la cotidianidad occidental producto de la presencia de comunidades chinas que instalan restaurantes y/o emprendimientos como formas de construir sus economías en los puntos de destino; e incluso deportes de contacto como las artes marciales que cada vez son mas populares en muchos países europeos y en América en general. Igualmente es el caso de la presencia Latina en otras latitudes en donde su fuerza laboral es pilar fundamental de la economías en USA y ha sido de relevancia en la construcción de Europa.

Es sorprendente la habilidad humana para lograr avanzar y salir adelante potenciando aquellas cualidades y saberes que llevan consigo, logrando que sus “debilidades” como el idioma, la comida o su cultura se consoliden en fortalezas para lograr incluirse en los nuevos contextos. Es así como aprovechan esos elementos exóticos y llamativos para el nativo como oportunidad aportando nuevas ideas e innovaciones.

La cultura migratoria es por definición patrimonio en movimiento ya que mediante el desplazamiento de las personas se crea un valor mediante soluciones integrales que dinamizan economías, reconstruyen el tejido social y generan oportunidades que dignifican a los individuos y a su vez brindan protección de saberes, tradiciones y conocimientos innatos de los pueblos, aunque, muchas veces se requiera adaptarse a un nuevo país y que el individuo modifique su comportamiento y se moldee a una nueva cultura, empezando por aprender un nuevo idioma extranjero (o por lo menos comprender un nuevo acento).

Se podría decir que el proceso que transita el migrante esta condicionado por sus necesidades y por el nuevo contexto que experimenta cambios en “su seguridad física, salud, ocio, trabajo y establecer relaciones interpersonales, que se lograrán con mayor o menor dificultad de acuerdo con el grado de diferencia cultural entre la sociedad de acogida y la de origen, y también requiere que el inmigrante tenga una buena habilidad para superar el malestar físico y psicológico” (Ferrer,2014). En pocas palabras, las personas que decidan a migrar deben estar dispuestas a superar los obstáculos que se presenten y convertir sus debilidades en fortalezas brindando así un valor agregado al país de acogida sin dejar atrás su cultura o menospreciar a la otra.

Referencias

Ferrer, R. (diciembre de 2014). Proceso de aculturación y adaptación del inmigrante: características individuales y redes sociales. Obtenido de http://www.scielo.org.co/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S0123-417X2014000300009

Chávez González, D. (2022). Migración e identidad cultural. Obtenido de http://www.revistas.unam.mx/index.php/ents/article/view/20184

 

 

 

 

 

 

 

 

 


Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado

De acuerdo con ACNUR (2022), “para reconstruir una vida es necesario […] retomar el control sobre el futuro propio, [y] trabajar para ganarse la vida es una poderosa manera de lograrlo”. La inmigración implica la reconstrucción de una vida y es mediante la posibilidad de trabajar que las personas inmigrantes logran alcanzar sus metas de progreso propuestas.

El beneficio es bilateral entre el inmigrante trabajador y la economía del país que lo acoge. En esta relación de mutualismo, los aportes de las habilidades de los inmigrantes representan un valor agregado a los nativos del país de destino “mejorando el funcionamiento de la economía en todos los ámbitos” (Portes, 2019).

Algunos artículos del año 2011 indican que en algunos países la mano de obra de personas inmigrante menos calificada, quienes ejecutaron cuidados del hogar como: limpieza doméstica, cuidado de niños y de ancianos, entre otros ayudó a elevar e incrementar la participación laboral de las mujeres oriundas debido a que pudieron ampliar sus proyecciones profesionales y desarrollar procesos académicos y de trabajo sin tener que preocuparse de actividades domésticas que les era difícil de suplir.

A pesar del impacto positivo anteriormente mencionado respecto a los inmigrantes menos calificados, “la mayoría de los países dan un trato preferencial a los migrantes altamente calificados” (Portes, 2019) ya que la contribución en la economía del país o territorio que lo acoge es más directa debido a que el profesional aporta su saber en beneficios de la empresa o industria que lo contrata lo que, a su vez, genera beneficios para el migrante. “Pero incluso estos sistemas son algo impredecibles, ya que el desempeño en el mercado laboral de los inmigrantes recientes en todos estos países no coincide con las calificaciones educativas de esos inmigrantes” (Portes, 2019). En éste punto es importante tener en cuenta las revalidas que son exigidas para aceptar algunas profesiones que, muchas veces, lleva años en ser aceptadas por el país de acogida.

Toda persona que desee migrar siempre debe informarse y conocer sus posibilidades de éxito en el extranjero, bien sea a través de su formación, su experiencia o sus capacidades; y debe ser consciente de que incluso con la ausencia de estudios que los hagan altamente calificados pueden desempeñarse en labores que contribuyen a la economía del país causando impactos positivos directos o indirectos.

Las personas que emigran tienen un compromiso con la reconstrucción de una vida y deben comprender que su labor tiene un impacto en la economía del país de destino, de manera que tienen también una responsabilidad de aporte que subyace en el quehacer diario y que impacta en la economía de un nuevo territorio que tiene la misma intención de prosperar.

Referencias

Portes, J. (16 de septiembre de 2019). Contexts sociology for the public. Obtenido de la economía de la migración: https://contexts.org/articles/la-economia-de-la-migracion/

UNHCR ACNUR. (2022). Obtenido de Medios de vida e inclusión económica: https://www.acnur.org/medios-de-vida.html

 

 


Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado

Las personas eligen trasladarse para mejorar sus vidas, encontrar trabajo, por educación, reunificarse o por otras razones.

Para que esta migración sea lo más saludable y positiva posibles es importante que en el lugar de acogida exista reconocimiento y garantía de los derechos sociales ya que es un factor necesario para garantizar que los seres humanos, sin importar su nacionalidad, estén protegidas. Por ello, la situación jurídica en la que se encuentra un migrante, de conformidad con la normativa interna de cada Estado, debe ser revisada e implementada para garantizar su seguridad. A continuación, se abordará de forma más profunda las garantías o derechos sociales que tienen los migrantes.

Que son las garantías sociales.? “son aquellos preceptos constitucionales que regulan los principios procedimientos e instituciones que tienen como objetivo proteger, tutelar y reivindicar a las personas, grupos y sectores de la sociedad más vulnerables ya sea, social cultural o económicamente teniendo en cuenta criterios de justicia social y bienestar colectivos para lograr su incorporación o acceso al bien común y su convivencia con las demás clases sociales, dentro de un orden jurídico”( Concepto Jurídico,2012).

Sin embargo, estas garantías suelen tener sus pro y contras dependiendo del estatus del inmigrante. Los criterios se ajustan según la regulación y criterio de admisión de cada país y las condiciones de ingreso del migrante y su permanencia en cada: Por ejemplo: Si la persona ingresa de manera legal se le respetarán sus derechos sin tropiezo alguno, cosa que no sucedería con un migrante que no tiene la autorización necesaria ni los documentos requeridos por las autoridades de inmigración; en éste último caso la persona queda vulnerable frente a sus derechos en cuanto al residir o trabajar

Por lo anterior, siempre es importante informarse, documentarse y migrar siguiendo los procesos migratorios regulares para poder acceder, además, a derechos como:

Derecho a la nacionalidad: “Toda persona tiene derecho a una nacionalidad, lo cual está garantizado por la Declaración Universal de los Derechos Humanos” (Conceptosjurídicos,2022). Sin embargo, existen varias formas de obtenerla por ejemplo si es por nacimiento, nacionalidad por opción, nacionalidad por residencia entre otras.

Derecho a la libertad de tránsito: El migrante tiene el derecho de circular libremente por el territorio de destino.

Derecho a la seguridad jurídica y al debido proceso: No será de vital importancia el origen étnico o situación migratoria de las personas, ellas tienen el derecho a que se les garantice que en cualquier proceso administrativo o judicial en los que se vean involucrados se cumplan las formalidades esenciales, con base en los lineamientos constitucionales e Internacionales.

Derecho a la asistencia consular: Cualquier Se produce detención de una persona extranjera; el país que ejerce tal detención tiene la obligación de informar y contactar a la autoridad consular del país de origen del migrante y, de facilitar tal comunicación, así como permitirle recibir la visita del personal consular.

Derecho a la no discriminación: El Estado del país de destino debe asegurar las condiciones que garanticen una efectiva igualdad de trato a fin de que los extranjeros puedan gozar de sus derechos y cumplir con sus obligaciones, siempre que satisfagan las condiciones establecidas para su ingreso y permanencia, de acuerdo con las leyes vigentes.

Derecho a la dignidad humana:La dignidad humana significa que un individuo siente respeto por sí mismo y se valora al mismo tiempo que es respetado y valorado. Implica la necesidad de que todos los seres humanos sean tratados en un pie de igualdad y que puedan gozar de los derechos fundamentales que de ellos derivan” (Lamm,2017)

Para resumir: Usted debe tener en cuenta cuales son las condiciones del país al cual usted decide migrar y tener en cuenta si realmente cumple y aplica los DDHH hacia los migrantes sin importar su condición humana.

Todos somos seres humanos y tenemos derecho a la dignidad y a la vida sin importar nuestra clase social, etnia, raza o creencias religiosas; por lo tanto: todo estado debe respetar sus derechos independientemente de su situación. En pocas palabras, se deben garantizar los derechos humanos porque son aquellos con los que nacen todas las personas, sin distinción de edad, sexo, etnia, origen nacional, creencias, religión, pensamientos o clase social. Son atributos que tiene cada persona por el hecho de existir y que tienen como propósito garantizar su vida en condiciones dignas.

Referencias

 

Lamm, E. (03 de 2017). La dignidad humana. Obtenido de DELS: https://salud.gob.ar/dels/entradas/la-dignidad-humana#:~:text=Dicho%20esto%2C%20dignidad%20humana%20significa,fundamentales%20que%20de%20ellos%20derivan.

Las Garantías Sociales. (12 de 11 de 2012). Obtenido de CONCEPTO JURÍDICO: https://definicionlegal.blogspot.com/2012/11/las-garantias-sociales.html

Nacionalidad. (2022). Obtenido de Conceptosjuridicos.com: https://www.conceptosjuridicos.com/co/nacionalidad/#:~:text=Toda%20persona%20tiene%20derecho%20a,la%20persona%20con%20el%20Estado.